J

Jefe de Departamento Fundación Jiménez Díaz - IDC Salud, Avda. Reyes Católicos, 2, 28040 Madrid. Teléfono Consulta Privada +34 910900516 o +34 915504876



Libro "Una receta de mi abuela"

Prólogo

Las madres abuelas nos han transmitido la herencia cultural de nuestra dieta mediterránea, se han pasado horas y horas de su vida cocinando y preparando algo de comer en épocas de escasez. Madres abuelas que se encargaban de cuidar a tanto de familia, y muchas veces además a los padres, tíos... ancianos. Madres coraje que sacaban tiempo de donde no había, y que después de haberlo dado todo, el tiempo a veces las ha dejado solas. Madres abuelas que nos han querido mientras nos alimentaban... sentando así para siempre las bases emocionales del amor como nutriente.

Mis entrañables amigos Pepa Sanchis y Eduardo Gea me han enseñado el producto de esa preciosa iniciativa de las recetas de los abuelos (casi siempre abuelas) recogidas por los nietos. Todo ello, la iniciativa, la realización, el objeto del libro y las propias recetas desprende afecto y sentimientos, como los ingredientes de algún delicioso postre incluido en el libro, ternura, tolerancia, humor, cariño y paciencia.

Los niños les han preguntado a esas abuelas que, en muchos casos, aún dan de comer y merendar a sobrinos, hijos, nietos... Porque los abuelos nos son imprescindibles, de hecho están sosteniendo a muchas familias. Abuelas y abuelos que aún mantienen sus puertas abiertas. Los que están posibilitando que tantos padres y madres trabajen, los que recogen a sus nietos de la guardería o el colegio, o les cuidan estando enfermos, o los papás tiene que ausentarse, o preparar oposiciones, o tienen turnos de noche o... Los abuelos y abuelas que aún saben historias y vuelven a tiempo para contarlas, aunque el tiempo de la vida se les vaya acabando. Todas las madres sabemos bien que nadie hace la comida tan buena como las abuelas..., no sé si porque en el sofrito va ese poso denso que da la vida... o porque michas abuelas tienen una "despensa" muy grande en el sentido metafórico de despensa. Pero además, como especialista les puedo asegurar con contundencia que muchas abuelas están sosteniendo el patrimonio gastronómico y nutricional de nuestro país... que gracias a sus tiempos, entre la despensa y el comedor, no hemos perdido del todo esa característica de la dieta mediterránea que es la comida "de caliente", el plato elaborado, que es ahora el último grito de la modernidad en el mundo desarrollado, tanto por sus valores nutritivos como por sus propiedades para la prevención de enfermedades degenerativas, obesidad y algunos cánceres.

Mis hijos han tenido la inmensa suerte de tener una abuela con una "despensa" y un arte culinario casi tan grandes como su corazón... lo que constituye un privilegio único. Los niños autores del libro han sabido aprovechar esa suerte o privilegio y ponerla a disposición de los demás. Los directores de la obra Eduardo y May tuvieron la inteligencia de recopilar este conjunto de cultura, acierto nutricional, tradición gastronómica saludable y expresión de toda una forma de vida. Y finalmente yo tengo el honor de introducirla, asegurándole una espléndida acogida.

 Clotilde Vázquez

 

 

Si desea solicitar un ejemplar, puede ponerse en contacto a través del Sr. Héctor Navarro 662 327 250